La epidemia del coronavirus sigue avanzando por todo el territorio europeo y está tensionando duramente la economía y los factores sociales de la ciudadanía. Las instituciones con un carácter más federalista (BCE,Comisión,Parlamento,) han respondido con solidaridad y humanidad en ayudas económicas a los Estados miembros afectados. Al contrario, en el Consejo que es la  institución supranacional que representa la  legitimidad  de la soberanía nacional, han reaccionado tarde y generando malestar entre los países más afectados por la falta de acción en  bloque de la UE.  La pandemia mundial, como ha declarado la OMS, ha generado un cambio de 180 grados en la hoja de ruta  y la  planificación de las políticas públicas de las instituciones comunitarias. Por lo tanto, no van a ver muchas opciones ante la resignación y cabe actuar. Así, que hablar de la política de cohesión y la importancia de los municipios en toda esta crisis es hacerlo sobre la solidaridad europea.

La Unión Europea a través de la política de cohesión, viene desarrollando la mayor inversión solidaria para  el impulso del  desarrollo local y cooperación en el crecimiento a través  de la gestión directa de los municipios. Se está hablando mucho en estos días, de la importancia de los planes económicos a nivel macro como inyecciones de liquidez en los mercados, programas de compra de deuda pública o bajadas de los tipos de interés; algo que es esencial. Pero también, hay que poner el foco en el nivel micro y principalmente  en  los agentes locales para implementar la política de cohesión de la UE y su proximidad a la ciudadanía. Hay que destacar en el último año  la UE, ha aprobado alrededor de 100.000 proyectos destinados a ser gestionados directamente por entidades locales de todo el territorio europeo.

En los grandes debates, pasa desapercibida la mayoría de veces la importancia de los Ayuntamientos y su capacidad para generar un conocimiento específico en la preparación correcta de su tejido social y económico en materia europea para no quedarse fuera de la cooperación “euromunicipal”. Los fondos estructurales y de gestión Europeos están al alcance de todos nuestros ayuntamientos, empresas, asociaciones…. Una vez más, se pone en valor en  esta crisis, que  los entes locales tienen la necesidad de alzar la voz y hacer visibles sus reivindicaciones, sin obviar la necesidad de prepararse en materia formativa e informativa para no dejar escapar ninguna ayuda.

Ahora más que nunca, cobra sentido hablar del “euromuncipalismo”, que  es la filosofía que se debe aplicar en las administraciones locales para alcanzar mayor igualdad de oportunidades en la participación de todos los programas europeos. Aplicar esta filosofía, debe consistir en planificar y orientar las estrategias de los departamentos de los entes locales, reforzando su capacidad técnica. Siendo imprescindible, que los equipos de gobierno cuenten con una concejalía específica sobre Europa, con el objetivo de coordinarse con las demás áreas y definir las líneas estratégicas y objetivos destinando a una parte del presupuesto local. 

Para que nuestro territorio sea puntero en materia de aprovechamiento de las fuentes de financiación europeas, la planificación estratégica ha de ser una herramienta fundamental para los municipios. Debemos poner en valor nuestro saber hacer y nuestras fortalezas para convertirlas en oportunidades. Para ello, la coordinación entre administraciones ha de ser efectiva y con un claro enfoque europeo, donde el Comité de las Regiones, a través de nuestros representantes autonómicos y locales tiene que asumir un papel relevante. Tienen que ser más influyentes en los procesos legislativos de la UE y reforzar el papel de las oficinas regionales en la arquitectura institucional europea, pasa por la fomentar las  redes municipales a nivel europeo en l objetivo de mejorar la calidad democrática y hacer partícipe a la ciudadanía. 

Las instituciones europeas han anunciado respuestas coordinadas y cohesionadas que den solución a esta crisis, como es el Plan de acción local que anunciado el Comité de las Regiones para llegar al máximo de ciudadanía. Es necesario, que los agentes locales tengan la capacidad para hacer política y gestión teniendo la utilidad de los instrumentos en la ejecución de la mayoría de los fondos para garantizar el crecimiento de los municipios. Poner en valor,  que la eliminación del techo de gasto por parte de la Comisión es una válvula de escape y una reivindicación que venían manifestando los Ayuntamientos.  Es necesario activar políticas sociales y combatir la igualdad de oportunidades entre territorios, porque  el superávit que venían generando no lo  podían utilizar y limitaba a los entes locales en su capacidad económica.

Es el momento de apostar y seguir aumentado la mayor obra de solidaridad de la UE, que son los fondos de cohesión y estructurales para dar oxígeno en la reactivación de la economía, el empleo, la sanidad y las acciones sociales de la ciudadanía. La construcción de la arquitectura institucional de la UE, es corresponsabilidad de toda la ciudadanía  europea, alrededor, de  unos 450 millones de ciudadanos viviendo en 27 Estados Miembro, unas 300 regiones y miles de municipios generando alianzas en busca de una mejor Europa. 

La experiencia en la gestión de estas fuentes de financiación, nos ha enseñado que tenemos que tener una estrategia conjunta,debemos apostar por fortalecer las oportunidades a nivel local y las instituciones tienen que acompañar a nuestros ayuntamientos en este proceso. Es importante que categoricemos el acceso a estas ayudas por baremos demográficos y por áreas específicas que son las prioridades del nuevo marco (reto demográfico, movilidad, digitalización, economía verde, empleo, innovación). Así, poder ser eficientes y ayudar a los municipios fijando objetivos concretos, actuando en políticas municipales, construyendo espacios de convivencia y democracia, con una vocación internacional.

Ante este gran reto sobrevenido al conjunto del planeta y la acción geopolítica de los diferentes actores, es el momento de creer y estar convencidos, que más “euromunicipalismo” nos va abrir nuevas puertas a nuestros pueblos y ciudades reforzando nuestra acción como país. Tenemos la obligación de salir reforzados ante nuestro objetivo, que es recuperar el pulso de nuestra actividad económica y social mediante la cooperación transfronteriza entre los actores locales. 

Carles Arques, politólogo y técnico de proyectos europeos de CREA360

Leave a Reply

Copyright © 2019 Crea360, S.L

+34 654 696 006

C/ La Veronica 16 Cocentaina (03820)